jueves, 30 de diciembre de 2010

Una mirada al 2010

Como última entrada del año, seguiré con la tradicional lista de las diez películas que más me han llamado la atención en este 2010. Parece que no, pero esto de las listas luego suele ser animado para todos. El resumen del año pasado ha sido hasta el momento, la entrada en este blog con mayor número de comentarios.

Este año hay un buen número de películas que por falta de tiempo no he podido ver, por lo que la lista va a ser más subjetiva que nunca. Algunas de ellas se encuentran entre las más aclamadas del año: Machete, Scott Pilgrim, Neds, Fantastic Mister Fox, Two Lovers, Baaria, Canino, Caracho o Un tipo serio son algunas de las que tengo pendientes, y que si puedo veré en el próximo 2011. Nombro estas, porque probablemente aparezcan en muchas de las listas de este 2010 que ronden por internet. Así que, vaya por adelantado, que esta lista es tan reducida como el cine que he podido ver a lo largo de este año, que por otros menesteres, no ha sido tanto como en ocasiones anteriores.

Como siempre, no tomo el año en el que se estrenó la película, sino la fecha en la que lo hizo en cartelera española. A priori, y echando un vistazo rápido, este 2010 ha sido un año bastante pobretón, mucho menos interesante que el 2008 y el 2009, en el que cuesta sacar una lista de diez películas que verdaderamente me hayan llamado la atención. Realmente las cinco últimas son por completar una lista que cerraría a partir de la quinta. Pero por seguir con la tradición ya abierta de otros años...ahí va mi lista con las diez películas más implacables de este año.

1. UN PROFETA (A Prophet, Jacques Audiard, Francia)

MEJOR PELÍCULA EUROPEA DEL AÑO


Para mí la mejor película estrenada durante este 2010. Si bien es del 2009, llegó a la cartelera española en febrero del 2010. Soberbia historia de uno de los directores más interesantes del panorama cinematográfico actual. Un profeta tiene todo lo que debe tener una gran película. Además, la película da una nueva vuelta de tuerca sobre el cine carcelario. Magnífica concepción, con una puesta en escena apabullante, un ritmo vertiginoso y un tratamiento temático interesantísimo. Imprescindible y magistral. Sin duda, la única película estrenada en este 2010 a por la que merece la pena utilizar el calificativo de "obra maestra". Algo más de crítica aquí.

2. LA RED SOCIAL (The Social Network, David Fincher, EEUU)

MEJOR PELÍCULA ESTADOUNIDENSE DEL AÑO

Para muchos un timo de película. A mí me parece que la película contiene los mejores diálogos del año (Sorkin), la puesta en escena más sobria (e interesante) que ha realizado Fincher, y una trama judicial de rivalidad que no le deja al espectador ni un minuto de respiro. Por no decir, que el buen cine es el que sabe reflejar el tiempo en el que vive, y esta película refleja con mucha maestría, la sociedad occidental actual. Una película adaptada a nuestro tiempo, que no te deja ni un respiro.

3. TOY STORY 3 (Lee Unkrich, EEUU)

En años anteriores fueron Wall-E y Up. Este año, le toca el turno a la película que rompe la estadística de que terceras partes nunca fueron buenas. El guión más sólido del año, el broche final a una trilogía que no desmerece a ninguna de sus partes, una verdadera reflexión sobre el paso de la infancia a la madurez, y por supuesto, una película de aventuras cargada de guiños al resto de géneros cinematográficos. Desde su vibrante primera escena hasta su emotiva escena final, Toy Story 3 es una delicia que demuestra (una vez más) que en Pixar, cada año, se gesta una obra maestra. La mejor guinda para cerrar un ciclo abierto hace quince años. El que crea que el cine de animación de Pixar es cosa de niños, es porque todavía no ha visto esta película.

4. BIUTIFUL (Alejandro González Iñarritu, España – Mexico)

Una tragedia contemporánea en toda regla, con el personaje más complejo y mejor creado del año: Uxbal. Javier Bardem vuelve a sorprendernos con una interpretación muy por encima de la media. La película tiene tantas capas, y el personaje principal está tan bien moldeado, que la agonía del drama que narra Biutiful se hace casi insoportable para el espectador. La combinación Bovaira, Cuarón e Iñarritu, sin la presencia de Arriaga nos ha dejado una de las mejores películas del año, mucho más interesante que sus anteriores 21 gramos y Babel. Pese a que roza lo tremendista en algún momento, una cinta sincera y desgarradora sobre los misterios de la vida, y de la muerte.

5. BURIED (Rodrigo Cortés, España)

MEJOR PELÍCULA ESPAÑOLA DEL AÑO

Porque confirma que Rodrigo Cortés es uno de los directores más talentosos que tiene el cine español. Porque es apabullante de inicio a fin. Porque hay que tener muchas narices para rodar una película entera dentro de un cajón sin aburrir al espectador, y porque, vista con distancia, es un ejercicio de realización que no todo el mundo podría llevar a cabo. En definitiva, la mejor película española del pasado año, y probablemente la experiencia más agobiante que se ha podido tener este año en el cine.

6. ORIGEN (Inception, Christopher Nolan, EEUU)

La película que más polémica ha despertado este año. La puesta en escena de origen aprovecha al máximo las nuevas tecnologías, y nos fascina con algunas secuencias que a buen seguro serán imitadas por otros cineastas en el futuro. Al igual que Avatar, se podría discutir si la historia es interesante o no (nada original desde mi punto de vista), pero ha sido verdadero disfrute admirar el despliegue visual que Nolan utiliza para marcar el ritmo de su película. Sólo por eso, se me cuela entre las diez más destacadas del año. Al César, lo que es del César.

7. EL ESCRITOR (The Writer, Roman Polanski, EEUU)

Polanski con poco hace mucho. No es una de las mejores películas del director polaco, pero aún así, es de lo más destacado que este año ha pasado por cartelera. Sobria y elegante, contiene la mejor secuencia final del año. Polanski es solvente una vez más. Su película, poliédrica, más parecida a un rompecabezas que una obra cinematográfica es formalmente refinada y nos fascina con su punto de vista casi voyeur de un mundo lleno de ambiciones y poderes. Visualmente fascinante.

8. INVICTUS (Clint Eastwood, EEUU)

A Eastwood le sucede igual que a Polanki. A poco interesante que sea la historia que decide dirigir, ofrece siempre una película solvente. Algunas le salen mejor y otras peor, pero incluso éstas, están muy por encima de la media. Invictus no es redonda, ni mucho menos, pero ofrece momentos de buen cine, así como una realización (la del partido de rugby final) que a uno se sobrecogen en la butaca. Igualmente, como biopic, será difícil que Eastwood supere el retrato de Charly Parker en Bird.

9. SPLICE. EXPERIMENTO MORTAL. (Splice, Vicenzo Natali, EEUU, Canadá, Francia)

Aquí ya empieza lo subjetivo. Probablemente el tercer acto de esta película sea lo más nefasto que se ha visto en una película de ciencia ficción. Pero las dos primeras partes, así como una tensa y sobrecogedora historia familiar con engendro incluido, bien merecen rescatar esta película. Tiene momentos de verdadero terror y algunos de los efectos visuales más logrados del año aplicados a Dren, el engendro científico. El director de Cube ofrece una película tan irregular como su propia filmografía. Pero la valentía de determinadas escenas, en una producción de ciencia ficción de carácter casi independiente, meten para mí a esta película entre las diez más destacas del año.

10. GRU, MI VILLANO FAVORITO (Desplicable Me, Chris Renaud, Sergio Pablos, Pierre Coffin, EEUU)

Y cierro la lista con una nueva película de animación. Mucho más infantil que Toy Store 3, pero no por ello menos interesante. Lo cual me hace pensar, que quizá lo más incesante de este año lo haya encontrado en el cine de animación. Gru es la primera producción de Illumination Entertaiment, y se abre paso entre los gigantes Pixar y Dreamworks. El personaje principal es encantador, y los minions (subordindos del villano) son los que más me han hecho reír este año en la sala de cine. Como la risa, es algo que valoro mucho, rescatada queda de este pobre año 2010.

Y haciendo memoria, quizá cueste sacar diez películas interesantes, pero no sacar unas cuantas decepciones de películas que prometían mucho, y que sin embargo, sólo me han provocado urticaria al salir del cine. Ahí van mis cinco grandes decepciones, con cinco grandes directores detrás que este año han regalado cinco grandes bodrios inconmensurables. Los cinco comparten algo en común: parecen tan estancados que es mejor no ver sus últimas películas.

  1. Alicia en el país de las maravillas de Tim Burton.
  2. Shutter Island de Martin Scorsesse.
  3. Robin Hood de Ridley Scott.
  4. Airbender, el último guerrero de M. Night Shyamalan.
  5. Balada triste de trompeta de Alex de la Iglesia.

Y la que es sin lugar a dudas, la película más sobrevolarada del año, y quizá una de las que más me han aburrido en mucho tiempo: En tierra hostil (The hurt Locker, Katherin Biguelow). No entiendo nada de los oscar del pasado año. Pero esa ya es harina de otro costal.

Definitivamente no ha sido un buen año para ir a ver películas al cine. Suerte que entre tanta película mediocre, Iniesta nos regaló la mejor imagen del 2010. Ánimo con vuestros proyectos para el próximo año y ¡feliz año nuevo!

viernes, 17 de diciembre de 2010

jueves, 9 de diciembre de 2010

POSTPRODUCCIÓN I. LA GRANJA. Sound desing and music.


Cuando se escribe un guión cinematográfico resulta imprescindible no olvidar que el sonido es un elemento más dentro de cualquier narración. Sobre todo el sonido diegético que procede de la propio relato.

El sonido, y por tanto, la música que ya se tenga clara desde la escritura de guión, determinará en buena medida, no sólo el tono de la historia, sino también el estilo final y buena parte de la puesta en escena.

En este momento nos encontramos en plena post-producción de sonido de La Granja. Por un lado, Sergio López - Eraña, se encarga de realizar el diseño sonoro (también grabó el sonido directo). Por otro, Sergio Lasuén, está componiendo la banda sonora que grabaremos por Navidad en Zaragoza. Ambos trabajan en la misma dirección, y es necesario que ambos sepan del trabajo del otro. Por eso, lo primero que hemos hecho, ha sido reunirnos los tres para tratar el sonido del corto. De esta forma, quizá logremos una unidad sonora, en la que música y diseño sonoro no se entorpezcan mutuamente, sino que más bien se complementen.

Por supuesto el lenguaje en este proceso cambia. Uno deja de lado los frames, el ritmo de montaje, y los movimientos de cámara, para empezar a hablar de arcos sonoros, tonadillas, distorsiones, octavas o fluctuaciones musicales. Resulta interesantísimo escuchar las conversaciones entre diseñador de sonido y músico. Ambos hablan el mismo lenguaje. Y entre medio, servidor, intenta explicar qué se necesita para cada secuencia, cuál es la idea genera que se pretende transmitir, cómo deberían asociarse determinados sonidos a determinados personajes, y en qué momento cobra más vida la música, el diseño sonoro, o incluso la ausencia total de ambos. A pesar de que el objetivo de los tres es el mismo, contar de la mejor manera la historia que hay montada, el lenguaje entre los Sergios no siempre resulta fácil de seguir. A veces es complicado decidir si hace falta una cuerda sostenida, o por el contrario un efecto ambiental, si es necesario un viento de flauta, de fagot, o mejor, un viento natural, si conviene acompañar una secuencia determinada, o por el contrario trabajarla sólo en diseño sonoro, si es mejor que la música entre antes o después de determinada frase, etc. La verdad que los tres nos estamos llevando algunas sorpresas en este proceso. Pese a que se mantienen las ideas originales que ya estaban en el proyecto inicial –antes de rodaje- nos encontramos con determinadas secuencias que funcionan mejor a partir de sonidos tan extraños como inimaginables para el ambiente dónde suceden. Sin embargo, todo pasa desapercibido. Cuesta imaginar qué suena detrás de un ladrido de perro, o a partir de qué sonidos está generado el ambiente de una granja. Ni que hablar de todo aquello que sencillamente no sabemos cómo suena, porque nunca lo hemos escuchado más allá de una película. Esos son, sin lugar a dudas, los grandes retos de este cortometraje.

La capacidad de abstracción es máxima en este proceso, y por supuesto, la capacidad de entendimiento mutuo. Uno tiene que abandonar ideas preconcebidas y abrir bien su mente para lo que pueda surgir en el proceso. Sabemos que en este corto de género, nos jugamos buena parte de su funcionamiento con el sonido del mismo, y por eso lo intentamos mimar, tanto o más que a la imagen. Vamos a ver dónde nos lleva todo esto. De momento, el proceso, es ya todo un aprendizaje.

viernes, 3 de diciembre de 2010

La siempre presente duda razonable


Ser miembro de un jurado para otorgar un premio no es tarea fácil. Cualquiera que haya atravesado esa situación lo sabe. Si bien es cierto que tiene cierto punto divertido, incluso reconfortante, la mayoría de las veces resulta complicado discernir qué obra merece ser premiada, y todavía más complicado discernir por qué.

He tenido la oportunidad de asistir como jurado varias veces en festivales, certámenes, etc. Recientemente, decliné una nueva invitación a participar como jurado en un festival de cortometrajes. Tenía que leer casi sesenta guiones de cortometrajes durante todo este tiempo y decidí no mezclar churras con merinas. Al final, pese a que el objeto que valoras siempre es diferente según el certamen o festival, la sensación como jurado resulta siempre parecida. Ser jurado de algo me parece que es una tarea de una gran responsabilidad, que exige mucho compromiso hacia uno mismo, y por supuesto hacia el resto de los miembros que componen el jurado. También es una tarea de un gran compromiso ético respecto a tus ideas, tus juicios, tus gustos, y por supuesto respecto a la confrontación de estos con los del resto de los miembros del jurado. Es por eso que quizá tenga predilección por películas en las que alguien debe defender sus ideas, ya sea en 12 hombres sin piedad o Caballero sin espada. Estoy pensando que igual por eso, también me atrae tanto La red social. Aunque ese es otro tema.

La responsabilidad de un jurado se demuestra en la seriedad con la que este se plantea lo que está valorando. No quiero ni imaginar lo que debe ser pertenecer a un jurado popular, en el que en vez de premiar a alguien, se debate qué castigo va a recibir el acusado. Por supuesto, la peor pesadilla posible es pertenecer a un jurado popular que decide sobre la vida o la muerte de otra persona. Estoy pensando que por eso me impactó tanto el final de M, el vampiro de Dusseldorf o que por eso sufro cada vez que veo cómo finaliza Frankestein. De hecho, cuando se trata de valorar obras ajenas, uno siempre espera encontrarse unos compañeros que se tomen con responsabilidad su cometido. Desgraciadamente no siempre es así, y en alguna ocasión me he cruzado con personas que se toman muy a la "ligera" sus decisiones.

Ayer participe en la mesa de jurado que emitía el fallo (¿por qué se le llama así? , ¿vendrá todo de un error constante por parte de los jurados?) al V Certamen de Guiones de la Delegación del Gobierno en Aragón. Quizá de las experiencias que he tenido, ha sido la más comprometida y reconfortante al saber que el sistema no sólo es suficientemente justo (varias votaciones, diversas cribas, y diferentes sistemas de puntuación para otorgar el premio, además de un tiempo razonable para leer todos los guiones presentados) sino que el debate entre los miembros del jurado se convierte en un factor fundamental para seleccionar a quién otorgar el premio. De hecho, el marco para la valoración era el adecuado. Una biblioteca con una gran mesa rectangular de madera, donde todos los miembros podíamos vernos la cara, presidida en este caso por el Delegado de Gobierno en Aragón, tres personas con voz pero sin voto y los nueve miembros del jurado con voz y voto.

Al estar valorando obras que van firmadas con seudónimo, la igualdad en ese sentido es máxima. Sin embargo, y pese a que los fallos del jurado siempre son inapelables (de no ser así jamás habría un jurado que fuera definitivo), uno siempre se plantea si al final la obra seleccionada como ganadora es realmente la mejor de todas. Probablemente sí lo sea, puesto que cuando tantas personas valoran, puntúan, conversan y argumentan por qué sí o por qué no merece ser el ganador, se supone que la decisión no está tomada a la ligera y que es lo suficientemente ecuánime como para ser justa. En ese sentido, una decisión salomónica. Y se supone que tras el debate y el consenso del jurado, uno debe pensar que por supuesto la mejor obra es la que ha ganado. Pero…¿qué pasa cuando de repente nos ataca la duda razonable? Es inevitable que al final uno piense sobre cómo se ha tomado la decisión. Y por supuesto, también sirve para replantearse lo fortuito que puede ser en muchos casos, el hecho de que un jurado te otorgue un premio. Entiendo a Paul Newman cuando explicaba por qué corría en carreras de coches. Decía que era la única manera de saber si eras realmente el mejor, porque si llegabas el primero, significaba que realmente lo eras. Cuestión de segundos, sólo eso. En el caso de festivales, certámenes, o distinciones en forma de premio, soy cada vez más consciente del poco peso (que no ilusión y apoyo, eso es otra cosa) que debería tener para considerar que tu trabajo es bueno, o sencillamente, mejor que el de los demás. Y cuando uno empieza a comprender de verdad eso, es cuando creo que disfruta de otra manera en el momento que un jurado le otorga un premio. La de ayer fue una grata experiencia, en la que el arte de la dialéctica fue realmente importante para la valoración final. Después me acerqué hasta el FNAC y cayó en mis manos “El arte de tener razón” de Arthur Schopenhauer. En un día así no pude evitar comprarlo. Por suerte no tuvimos que hacer uso de lo que Schopenhauer explica en su última estratagema: “cuando se advierte que el adversario es superior y que uno no conseguirá llevar razón, personalícese, séase ofensivo, grosero”. Lo de ayer fue mucho más agradable y finalizó con un fuerte de apretón de manos, y la sensación de haber sido lo más justos posibles dentro de la siempre complicada labor de ser jurado. Aunque existan, como siempre, comprensibles dudas razonables. Al fin y al cabo ¿qué seríamos si no las tuviéramos? No es fácil ser jurado, y creo que nadie, por mucho tiempo que lleve haciéndolo, puede terminar de acostumbrarse a serlo. Quizá Risto Mejide...pero ese también es otro tema.

El fallo del jurado aquí. Mi enhorabuena a los ganadores.

martes, 30 de noviembre de 2010

Leslie Nielsen (1924-2010) e Irvin Kershner (1923-2010)


Este año los blogs de cine parecen la sección de necrológicas de un periódico. Otras dos grandes pérdidas a la ya enorme lista de fallecidos en 2010.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Red Lights ya tiene teaser/poster


Leonardo Sbaraglia se ha sumado a Cillian Murphy, Robert de Niro y Sigourney Weaver para la próxima película de Rodrigo Cortés que ya tiene un pequeño teaser/poster.

Después de que haya pasado más de un mes y de haber reposado con tiempo Buried (enterrado), me parece que de nuevo Rodrigo Cortés nos ha dejado con su segunda película, una buena pieza que revisitar. Sigo pensando (digan lo que digan), que es uno de los directores españoles con más talento que hay en la actualidad. Alguien que consigue para su tercera película a Weaver y De Niro es, sin duda, alguien con mucho talento.

lunes, 15 de noviembre de 2010

ENCRUCIJADAS EN LA PRODUCCIÓN DE CORTOMETRAJES EN ARAGON

ESPALDARAZO FINAL. LA CRISIS YA ESTÁ AQUÍ.

Y ha llegado para quedarse. O eso parece. Hoy es el día en el que finalmente se consuma cualquier esperanza de que las futuras generaciones de “cineastas” aragoneses prosperen y crezcan en su comunidad autónoma. O al menos que lo hagan con un mínimo de apoyo, o bajo el amparo de ciertas instituciones. Si lo hacen tendrán que tener mucho ingenio para convencer al sector empresarial privado de que sus proyectos merecen la pena. Hoy se ha publicado un nuevo espaldarazo que la DGA acaba de dar a las personas físicas que pretenden realizar cine en Aragón. Y para sorpresa de todos ha sido tremendo. Pese a que hasta el realizador más optimista esperaba grandes recortes, probablemente ninguno los había imaginado de este tipo.

Pueden leer la nueva convocatoria de ayudas a la producción audiovisual aquí, en la que la ayuda destinada a la producción audiovisual aragonesa (cortometrajes y documentales) pasa a ser de 100000 € a 40000 €. Un recorte del 60 %, que sumado al recorte que ya se le aplicó hace dos convocatorias de 20000 €, supone un recorte total del 67%. Es decir, en tres años se han pasado de los 120000 € destinados, a una cantidad total de 40000 €, lo cual hace pensar que algo más que la crisis afecta a este recorte presupuestario.

Poco o nada se hará al respecto porque aquí somos así. Nos pegan una hostia en una mejilla, y normalmente ponemos la otra rogando que por favor la segunda no sea tan fuerte. Aquí no somos de protestar. No al menos en lo que a beneficio común se refiere. Así nos ha ido. Así nos va. Y así probablemente nos vaya en el futuro. Aquí somos de criticarlo todo (lo malo y también lo bueno), y normalmente, de hacerlo siempre en pequeños círculos sin dar ni un solo paso adelante. Aquí no nos posicionamos. Vaya a ser que alguien nos fiche y no nos tenga en cuenta para el futuro. Aquí todo nos da igual. O aparentamos que nos da. Pero en el fondo nos fastidia. Al menos, nos fastidia a los que año tras año seguimos en la brecha intentando levantar proyectos.

Y saben qué pienso…que en el fondo, no se nos está nada mal. Por creer que sentados en nuestro sofá las cosas mejorarán, y sobre todo, por pensar que los cortometrajes y los documentales le interesan a alguien más a parte de a quién los realiza, los proyecta, y los consume (un sector muy minoritario en todo caso). Pero por encima de todo, por seguir pensando que ya estaba todo hecho, con lo que a algunos les costó en su momento pelear estas subvenciones.

Este gran recorte evidencia que estamos en crisis (eso ya lo sabíamos todos), pero también que a “los del audiovisual” se les puede tratar de cualquier manera, porque al fin y al cabo ni siquiera están asociados (cosa que "los del teatro" ya hace tiempo que han sabido resolver). Sólo hay que ver los presupuestos dedicados en Aragón a las artes escénicas (150.000), a la producción musical (120.000), al sector editorial (73.100 €) o a las actividades de asociaciones culturales, mayores incluso a las de producción audiovisual con 50.000 €.do. Y eso que a ellos también les han recorta Y ahí estamos los realizadores…a la cola de la cultura aragonesa. Y nosotros debatiendo en cómo se podrían mejorar las comisiones, en cómo se podría dar mayor transparencia al proceso, o en cómo se podrían invertir mejor los ya inexistentes 100.000 € entre distribución y producción. Ilusos de nosotros. Y ahora además, de ilusos, ilusos con el culo bien escaldado Mientras sacan las bases de esta nueva convocatoria, espero cobrar a tiempo la parte del pastel que me corresponde del año anterior, una vez presentado en regla todo lo solicitado. No vaya a ser que lo recorten del todo, y además de escaldado, me quede con el culo al aire. Que en Zaragoza el cierzo pega muy fuerte. Hoy, parece que más fuerte que de costumbre.

sábado, 13 de noviembre de 2010

Adiós al padre del cine español.


Hoy todos estamos un poco tristes. El único que puede permitirse el lujo de estar feliz hoy es Rafael Azcona. Seguro que lo han recibido allá arriba con una fiesta.


jueves, 11 de noviembre de 2010

Cine para leer. Enero - Agosto 2010.

Ya ha salido a la venta el nuevo anuario del equipo reseña de Cine para leer, el cual se puede adquirir en cualquier librería o bien a través de la web de la editorial.

Más información en el facebook de Cine para leer.

lunes, 25 de octubre de 2010

Maratón de Halloween en la Facultad


Esta semana hemos organizado la II Maratón de Halloween en el cineclub de la Facultad de Comunicación. Sesión ininterrumpida de películas espeluznantes. Un poco de todo: cine español, cine europeo, gore, ciencia ficción...para todos los gustos. La novedad de este año es que exceptuando algún título, vamos a poder disfrutar de las películas en pantalla grande y en HD.

Terminamos, tal y como hicimos el año pasado con Halloween, con el maestro Carpenter. Estoy deseando revivir La cosa, y hacerlo en una pantalla en condiciones y en HD.

jueves, 21 de octubre de 2010

De diez veces, dos sale algo bueno

¿Y las otras ocho? Ahora entiendo porque sus cortos me parecieron tan insoportables. No he visto las películas, pero después de escuchar esto creo que tampoco lo haré.

Y yo que creía que en el cine de Kubrick, de John Ford, de Alfred Hitchcok y de Haneke había ideas claras sobre las que escribir una película...y resulta que todo depende del azar y de ir descubriéndolo poco a poco. Pues nada, ¡qué viva el azar!

Aristóteles; 8 de cada 10 sale algo bueno. Las otras dos seguramente no sale nada bueno porque no se le hace caso. Parece que de la libertad creativa, al azar más absoluto y absurdo hay tan sólo un paso. Todo es cuestión de proponérselo. Yo prefiero a Aristóteles. Aunque sea por cuestión de probabilidad.


jueves, 14 de octubre de 2010

Magia cinematográfica

Creo que es uno de los mejores comienzos de película que he visto nunca. Cada movimiento de cámara resulta ser una emoción contenida. Cada nuevo encuadre esconde magia cinematográfica. Hay vida. Todo parece respirar por sí solo. Todo fluye. Y todo resulta demasiado hermoso. Mucho cine en un solo plano.

miércoles, 13 de octubre de 2010

lunes, 4 de octubre de 2010

MONTAJE II. LA GRANJA. La barrera de los 20


Tareas que realizamos cuando tenemos veinte minutos:

- Bajar a hacer la compra.
- Tirarnos en el sofá a ver un capítulo de sitcom.
- Dormir la siesta (dicen que es el tiempo adecuado).
- Leer la prensa gratuita (arrugada a última hora de la tarde) indicada para ese tiempo.
- Pensar qué hacer en los siguientes veinte minutos.

Pero nunca, nunca, nunca veremos un cortometraje de veinte minutos.

Un cortometraje de veinte minutos se considera normalmente como algo tedioso, largo, insoportable y pobablemente aburrido. Los veinte minutos en un cortometraje equivalen al Ben-Hur o el Doctor Zhivago dentro del cortometraje. Los treinta ya serían algo así como la Cleopatra del cortometraje ¿Por qué? Porque en muchos festivales de cortometrajes así nos lo han hecho creer, y porque en internet veinte minutos es mucho tiempo. También porque el 90% de los cortometrajes de esa duración son un auténtico sopor.

Hay que rodar cortometrajes de dos, de tres o de cuatro minutos a lo mucho, para que alguien te preste atención. Por lo menos para que lo haga en internet. Si tu cortometraje dura más de diez tiene que ser realmente bueno para no aburrir, y si dura veinte o más de veinte mejor olvídate de que el internauta se detenga a echarle un vistazo. El problema radica cuando tu cortometraje pide más de 20 minutos. Y lo pide porque llevas 17 minutos montados sometidos a continua revisión y todavía te quedan dos secuencias por montar: el clímax y tu desenlace. Es decir, dos secuencias de las que no puedes prescindir. Si el cortometraje sólo estuviera compuesto por planos no habría problema. Probablamente se quedaría en 20 minutos de imágenes. Pero hay que sumarle los títulos de crédito, y los logotipos de las instituciones que te han dejado pasta para poder rodarlo. Y eso te arrastra de forma irremediable a superar la barrera de los 20. La temida y tensa barrera de los 20.

Es entonces cuando empiezas a plantearte esa pausa que colocaste para crear tensión, o aquella mirada que hacía falta para que el personaje principal no estuviera hablando solo. Te planteas si esa persecución dilatada sería mejor contarla en tres planos y si el prólogo en vez de 40 segundos debería durar 10. O lo que es lo mismo, te cuestionas el ritmo de tu historia, que por otro lado sabes que peca de rápido. Y piensas en si a esa "cola" de plano le puedes quitar unos cuantos frames y a aquella otra otros tantos. Aunque en el fondo te engañas porque sabe que limando las "colas" de planos el problema no se soluciona. Sobra material. Y eso significa que algo del guión tiene que desaparecer. O por lo menos que hay que replantearse qué es lo verdaderamente importante en tu historia. Eso, o convertir tu cortometraje en un homenaje a la "nouvelle vague" lleno de saltos temporales desde un mismo eje de cámara.

Al final siempre se termina en ese punto. Uno se pregunta qué resulta fundamental para que la historia sea verosímil e interesante. Y sin embargo, todavía queda la esperanza de creer que las historias duran lo que tienen que durar. ¿Por qué acortar algo que pide más de 20 minutos? Es como querer pasar por debajo del limbó midiendo dos metros. Y encima querer pasarlo con ritmo y soltura. No es imposible, pero lo más probable es que uno acabe haciendo el ridículo.

La barrera de los 20 acecha. Está ahí. Al otro lado. Dispuesta a convertir el montaje de tu corto en un verdadero infierno.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Arthur Penn (1922-2010)


Definitivamente no es un buen día para el cine. Nos dejó también Arthur Penn.

Adiós a Sally Menke (1953-2010)



Pasará desapercibida por la huelga, pero para mí la noticia de hoy es sin duda que nos deja Sally Menke, la montadora de Quentin Tarantino.

O lo que es lo mismo, decimos adiós a dos de los ojos que mejor interpretaban el parpadeo humano en el cine. Sally Menke ha sido la mitad de Tarantino. Su ritmo, su manera de concebir las secuencias, de comprender y mejorar la estructura de las películas de Tarantino han convertido a Sally Menke durante los últimos años en una referencia mundial del montaje. Hace poco comentaba en otro post la importancia que tiene trabajar con un buen montador. Por eso me entristece tanto la muerte de Sally Menke. Una gran pérdida para el cine. De sus películas se puede aprender mucho. Es de las pocas montadoras que te obligan a analizar frame a frame determinadas secuencias para valorar por qué funcionan tan bien dentro de una película.

No sé qué será de Tarantino sin su montadora...pero sin duda algo cambiará en sus próximas películas. Arriba os adjunto uno de los mejores momentos que Tarantino y Menke nos han dado fruto de su trabajo conjunto, que ya forma parte de las secuencias mejor montadas de la historia del cine. Algo al alcance de muy pocos.

Por fin Rodrigo Cortés llega al gran público. Se estrena Buried.


Y es una gran noticia.
Vaya por delante que este juicio es totalmente subjetivo, pero hace ya unos años (desde que vi Concursante en el cine) que considero que Rodrigo Cortés es uno de los directores con más talento que tenemos en nuestro país. Hace unos meses comentaba en este blog el éxito de Buried en el Festival de Sundance. Justo mientras escribo esta entrada veo que Buenafuente entrevista a Rodrigo Cortés. Algo bastante lógico, ya que Buried, el segundo film del director, es la película española que se estrena con más copias en todo el mundo. Y cuando alguien sale en Buenafuente...ya se sabe que al menos se ha convertido o se convertirá en un fenómeno (llámese comercial o de masas, como se prefiera).

Reconozco que me recorre una pequeña sensación de alegría al ver que al fin el gran público va a acceder a una película de este gallego afincado durante varios años en Salamanca. No sé qué tal estará su segundo film, pero el punto de partida es más que interesante, y las buenas críticas recibidas en Sundance parecen un buen adelanto para que la película sea uno de los estrenos españoles más destacados del año.

Como me considero un incondicional de Concursante, su ópera prima, así como de todos sus cortometrajes, entenderán que esta entrada tenga más de emocional y menos de racional. Ya era hora de que se reconozca la capacidad, el trabajo y el talento de Rodrigo Cortés, director al que por otra parte, no se le ha otorgado mucha justicia (en cuanto a crítica se refiere) con su primera película. La película a pesar de venderse masivamente en DVD pasó también bastante desapercibida por cartelera.
Reconozco que después de mucho tiempo una película me motiva con creces como para querer ir a verla el día de su estreno. Ya era hora. Os adjunto uno de mis cortometrajes favoritos que realizó en su momento como pieza para el Notofilmfest con una aspiradora y mucho ingenio. Disfrutadlo.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Un día para escuchar a Jeanne Moreau.

La belleza a 24 fotogramas por segundo en Jules et Jim.
Hoy es un buen día para escucharla atentamente.

martes, 21 de septiembre de 2010

viernes, 10 de septiembre de 2010

3 años de blog implacable.

Hoy en este rincón de internet estamos de celebracón. En realidad es mañana 11 de septiembre, pero lo celebramos con un día de antelación porque mañana será mucho más complicado.

Tres añitos hace la criatura. Tres. Éste último se ha pasado especialmente rápido. El blog se está haciendo mayor poco a poco, y ya no patalea tanto. Y su padre casi no se ha dado cuenta...

Esto significa que este blog ya camina para adelante, de costado, hacia detrás, y también de puntillas. En su desarrollo de lenguaje el bloguiño en cuestión sabe monologuear, pedir las cosas, ha desarrollado las frases cortas y también entiende lo que le dicen. En su conducta personal-social ha aprendido a contar a sus compañeros lo que va a hacer, tiene sentido propio de la orientación, habla consigo mismo, le gustan los juguetes los demás, tiene algunos temores. Le gustan los juegos solitarios, y también los juegos con los demás, aunque todavía no distingue las experiencias reales de las imaginarias.

Gracias a todos los que en algún momento le habéis regalado algo a este pequeñajo para que siga creciendo y se desarrolle en condiciones. Vuestros comentarios, reflexiones, entradas y visitas mantienen con vida al pequeño implacable y desarrollan su conducta de manera favorable. Está saliendo guapete el chaval...

Nos seguimos viendo por aquí.

Gracias por seguir al otro lado.

jueves, 9 de septiembre de 2010

La despedida del personaje.



INT - OFICINA DE LA GUARDIA CIVIL - NOCHE


Sentados frente a frente en medio de la oficina, Eva (29) y su GUIONISTA juegan una partida de ajedrez. Ella va vestida con el uniforme.

EVA
¿Y ahora qué? ¿No vas a decir nada?

El GUIONISTA mira atento al tablero.

GUIONISTA
(dudando) Eva...no sé...no pensaba que (--)

EVA
(cortante)
Ya. No, no hace falta que sigas...
(con recochineo)
No pensaba que te fuera a molestar ¿verdad?
Total, ¡sólo eres el personaje de un
corto!
(silencio)
Pues mira tú por donde que SÍ que me molesta. Y mucho.

El guionista mira como avergonzando el tablero.


EVA
Es que joder...te tiras meses haciendo conmigo
lo que te da la gana. Y yo me adapto, claro está.
Que si ahora más decidida...que si ahora más asustada,
que si mejor acostúmbrate a vivir en el cuartel...
(pausa)
Y Eva sin rechistar. Tú me cambias y yo me adapto.
Tú me vuelves a cambiar, y yo me vuelvo
a adaptar.
Hasta que el señorito está contento conmigo.

El guionista mueve el alfil.

EVA
Ya te vale...y encima para un corto, que luego
sólo me van a ver cuatro gatos.
(explota)
¡Si hasta me dijiste que yo iba a ser los ojos del
espectador! ¿Pero qué chorrada es esa de los ojos?


Eva resopla para contenerse. El guionista intenta encender la radio que hay junto a él haciendo oídos sordos. No funciona. mira el enchufe. La radio está enchufada pero no funciona. Desiste y vuelve a mirar al tablero.

EVA
(intentando calmarse)
Ya te vale...

GUIONISTA
Lo siento...

EVA

(para sí)
No, no te disulpes. Si esto nos pasa a todos que
somos gilipollas y nos creemos todo lo que nos escribís

GUIONISTA
No digas bobadas.

EVA
Hombre que no. Si llego a ser el personaje de un largo
esto no me lo haces. Pero claro...esto es un corto,
y como los personajes se pasan rápido...pues a olvidarse
pronto de la pobre Eva.

GUIONISTA
Para mí siempre serás la prota de esta historia.

EVA
¡Pues para los demás no! Y eso algo contará...

Ahora es Eva la que agacha su mirada al tablero. Parce que el comentario le ha afectado.

GUIONISTA
(comprensivo)
No, en serio. De verdad. Piénsalo...

Eva levanta la mirada

GUIONISTA (CONT.)
Tú has visto El silencio de los corderos ¿verdad?

Eva enfatiza su mirada como pidiendo explicaciones.

GUIONISTA (CONT.)

Vale, vale...a veces se me olvida que has salido
de mi cabeza. Bueno...a lo que iba. Los dos la hemos
visto. De acuerdo. ¿Tú sabes cuántos minutos sale
Anthony Hopkins en El silencio de los corderos?

EVA
No, no tengo ni idea.

GUIONISTA
Yo la verdad que ahora tampoco me acuerdo bien.
Pero el tío sale muy poco. No llega a treinta
minutos en toda la peli. Pero cuando a alguien le preguntan
por El silencio de los corderos ¿en quién piensa?

EVA
En Hannibal Lecter.

GUIONISTA
Exacto. En Hannibal Lecter. Él es la imagen de la peli.
Es la imagen. Parece el prota, pero sólo es su imagen,
el símbolo de la película. Aunque sea el personaje
más recordado. Peeeero vamos al fondo de la cuestión.
Pensemos en sus cambios. ¿Cambia Hannibal?

EVA
(algo confusa)
¿Cómo qué si cambia?

GUIONISTA
¿Qué si se transforma? Vamos, que si sufre algún cambio
a lo largo de la peli. No ¿verdad? Hannibal no se transforma.
Él es siempre el mismo. El tío empieza la historia
queriendo comerse a los demás, y la termina con más hambre que
al principio.

Eva escucha atenta.

GUIONISTA
(remarcándose)
Pero ¿y Jodie Foster? Ella sí se transforma ¿verdad?

Eva
Mmm...sí.

GUIONISTA
Porque Clarice entra en la historia con un trauma de tres
pares de narices, y el caso de Bufallo Bill le ayuda a
superarlo...Y además...ella es la única que comparte el
punto de vista con el espectador. Por lo que el espectador
se identifica con ella y no con Hannibal, a pesar de que
éste mola mucho más porque es un tío la hostia de educado que
se come a la gente para almorzar.

EVA
Ya...

Ambos se quedan en silencio.

GUIONISTA
Entonces Eva...¿quién crees que es el verdadero
protagonista de la peli?

Eva se queda pensando por un momento. Suena el tic, tac de un reloj de fondo.

EVA
Pues...Hannibal. ¡Porque nadie se acuerda del personaje
de la Foster! ¡Pero todo el mundo se acuerda de Hannibal
Lecter! Además, que en las secuelas de la peli, el personaje
de la Foster

GUIONISTA
Clarice...

EVA (CONT.)
Eso Clarice...pues eso, que Clarice no estaba ¿verdad? Pues
por algo será...
(para sí misma, triste)
Supongo que porque se olvidaron de ella...

El guionista se queda callado sin saber muy bien qué responder.

GUIONISTA
(poco convicente)Yo no me voy a olvidar de ti.

EVA
Ya claro...

El guionista le mira fijamente. Eva le aparta la mirada avergonzada. Un perro empieza a ladrar en el exterior.

EVA
Da igual. Vamos a dejarlo...imagino que tiene que ser
así y ya está.

GUIONISTA
Bueno...igual te uso algún día como inspiración
para un nuevo personaje...o te rescato algún día
para alguna historia más larga, o un cuento...

EVA
(ilusiónandose un poco)
¿Tú crees?

GUIONISTA
Pues no lo sé...igual algún día...

EVA
Entonces...esto es una especie de despedida ¿no?

GUIONISTA
Algo así. Es necesario para dar entrada a otros
personajes.

Eva se ve afectada, aunque intenta sonreír.

EVA
¿Y ahora no va a sonar música ni nada? Vaya mierda
de guionista que estás hecho...

GUIONISTA
Venga, hazme jaque. En la siguiente escena tienes
que salir a ver qué le pasa al perro.

Eva mira fíjamente al guionista. Se traga su tristeza y actúa sobre sí misma. Mueve los hombros como si estuviera a punto de salir a un escenario. Agarra su torre negra y la mueve junto al rey del guionista. Le mira a los ojos. Se da su tiempo.

EVA
(dulce y segura a la vez)
Jaque...

El guionista asiente, sonríe y la mira a los ojos. En ese instante, como un fantasma desaparece de golpe. Eva se queda sola frente a la mesa. Mira hacia la radio. Se levanta y la enciende. Ahora sí funciona. Suena "El cocierto de Aranjuez" de Miles Davis. Eva mira hacia la venta, respira profundo y sonríe.

CORTE A NEGRO.


miércoles, 8 de septiembre de 2010

DRÁCULA EXISTE Y VIVE EN ZARAGOZA.

Sí señores. Existe y vive aquí. En un sarcófago compartiendo piso con otras tres personas en 6m2. Y tiene un área común amplia de 1m2 para echarse sus traguitos de sangre. Podéis "intuir" el piso aquí, porque fotos no tiene. Leed todo, merece la pena.

lunes, 6 de septiembre de 2010

MONTAJE I. LA GRANJA. La isla del naúfrago: el montador.


En un documental sobre el montaje oí decir a Tarantino que la sala de montaje es como una isla en medio del mar, a la que llegas después de que tu barca haya naufragado, y tras nadar kilómetros y kilómetros en solitario. Es decir, un lugar al que normalmente llegas cansado, extenuado, y al borde del abandono. Es por eso, que según argumentaba Tarantino, el montador es una especie de salvavidas. Alguien, que además de servir de guía en el encaje de piezas, tiene que recomponerte poco a poco para que puedas seguir trabajando en tu película. Alguien que de alguna manera te impulsa de nuevo a seguir con la misma frescura y claridad de ideas que tenías antes del rodaje, y que después de la asistencia al mismo has ido perdiendo por el desgaste que implica cualquier rodaje.

Este fin de semana hemos empezado a montar La granja, y tener un montador con nuevas propuestas, y por supuesto, con el que poder discutir sobre si ese plano funciona mejor un frame arriba o un frame abajo es algo que considero más que necesario para encajar bien las piezas del puzzle. Un montador ágil y avispado, no sólo te da la claridad del que no ha estado en rodaje, sino que también te ofrece un punto de vista mucho más crítico y también más sincero sobre si un plano funciona o no en montaje. Ayer me decía David, el montador de La granja, que no le gustaba asistir a los rodajes porque eso le ofrecía mayor claridad y objetividad delante de su ordenador. Yo me reía al contestarle que a mí no me gusta que el montador esté en rodaje porque para saber si un plano costó mucho en rodarse o no (económica y moralmente) ya estoy yo. Que de esa forma, también sé que tengo alguien al lado que no está influenciado por el rodaje.

Y así, con esa tranquilidad que siempre ofrece este señor guardacostas de la isla de naufragios, ayer decidimos no incluir en el montaje de la secuencia 1, un plano que resultaba importante en el guión técnico, que costó tiempo y efuerzo en realizarse, y que sin embargo no encajaba con el ritmo del comienzo del cortometraje. Nos dimos cuenta que el fuera de campo nos sirve para contar lo mismo, y para contarlo mejor. Resulta en este caso mucho más sugerente que un plano que nos exigió bastante para aparataje para el rodaje, y que sin embargo, no entraba por ningún lado en la secuencia que habíamos editado.

Ese plano pasará al rincón de la memoria de planos olvidados que se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Estoy pensando que debería existir un cementario para los planos olvidados que nunca fueron montados, donde los directores pudieran llevar ramos de frames, en condolencia por su muerte antes del montaje final. Y una base de datos, con acceso directo a ese cementerio, para que con todos esos planos se pudieran editar cientos y cientos de películas nuevas.

jueves, 26 de agosto de 2010

¡Corten! Fin del rodaje.

Hemos finalizado el rodaje de LA GRANJA. Y como alguien del equipo apuntó en medio de rodaje “el corto quizá no dé miedo, pero nosotros nos hemos cagado con este rodaje”.

Si algo hemos aprendido con el rodaje de este corto es que a partir de ahora vamos a utilizar lo de “ha sido un rodaje duro” para ocasiones muy contadas. Como si esa frase fuera un buen vino que descorchar en momentos oportunos. Hemos trabajado a un ritmo vertiginoso. Nuestro equipo de producción apenas ha dormido durante la semana que ha durado el rodaje. Lo del trabajar por la noche no tiene nombre. Cambias el horario de comidas, cambias el ritmo de sueños, y encima trabajas bajo la presión de que cuando sale el sol no puedes seguir rodando. Recoger todo el material cuando amanece y la gente se va a dormir es horroroso (bendito equipo de eléctricos). Despertarse antes del mediodía para que todo esté a punto para el día siguiente es aberrante (bendido equipo de producción). Cenar en pleno verano a las 19:30 horas y reducir tus comidas termina por desgastarte. El lugar de trabajo ha resultado ser de lo más hostil para todos. He tenido que ver cómo buena parte del equipo trabajaba todo el tiempo con mascarillas por los fuertes olores (bendito equipo de arte), y cómo incluso algunos vomitaban a altas horas de la madrugada (bendito equipo de maquillaje). Perseguir a la actriz por un pasillo de apenas 90 cm, donde teníamos que encajarnos cómo podíamos unas siete personas (bendito equipo de cámara y sonido) ha sido demoledor. Hemos rodado con animales, con muchos animales. Y entre todos y con orden y firmeza en el plan de rodaje hemos terminado por sacar esta locura que parecía imposible de rodar hace unos meses (bendito equipo de dirección). Sé que el equipo se ha dejado la piel,. Ojalá el resultado final sea una buena recompensa por todos estos días.


Sé que los actores lo han pasado mal de buena tinta, y sé que sus esperas han sido largas y tediosas (bendito Juanma, bendito Pepo y bendita Laura). Y a pesar de todo, tengo la sensación de que si hubiéramos podido tener más horas el equipo hubiera seguido trabajando más y más. Hemos abandonado por fin este infierno de rodaje, y a unos cuantos de nosotros esto nos ha cambiado mucho. Durante estos últimos meses no ha habido día que no trabajáramos para este cortometraje. Ahora el fin de rodaje deja paso a una terrible resaca mental, emocional, personal y también física. Creo que hemos hecho un buen trabajo, Hemos formado un equipo, con el que de buena tinta espero poder contar en el futuro.. Y hemos conseguido salir sanos y salvos aunque con heridas de todo tipo (hay quién ahora lleva collarín, y quién se ha tenido que vacunar contra el tétanos), de la localización más hostil que buena parte del equipo recordaba. Ojalá esto genere suspense en el futuro...nosotros ya nos hemos cagado de miedo.


¡¡GRACIAS A TODOS POR VUESTRO ESFUERZO!!

jueves, 12 de agosto de 2010

LA GRANJA en Facebook.


Desde hoy, LA GRANJA también tiene su cuenta en Facebook. Allí se podrán seguir todas las noticias relacionados con el cortometraje y el diario de a bordo de rodaje y post-producción.

Seguimos trabajando sin tregua para llegar a tiempo al inicio de rodaje. Los días de nervios parece que ya han pasado a mejor vida, y ahora vienen los días de prisas. Hay que ultimarlo todo y las jornadas de pre-producción ya se miden en días completos dedicados al cortometraje.

La agenda de mañana marca pintura del futuro cuartel de la Guardia Civil, incorporación del director de fotografía y repaso completo del guión técnico.

Hoy hemos tenido un intenso día en Candasnos ensayando las pruebas de armas con Laura, la actriz que da vida a Eva, la Guardia Civil del cortometraje. El sonido de los disparos también nos recuerda que empezamos a rodar en una semana.

Arranca la última cuenta atrás...y ya nos dan las 4 de la madrugada para poder publicar estas escasas notas. Y me estoy planteando hacerme c0n un buen palo, tal y como explica Nacho Vigalondo en su blog.

Seguimos informando...


lunes, 2 de agosto de 2010

PRE-PRODUCIENDO V. La granja. Agosto ya está aquí.


Y eso significa que la cuenta atrás se cuenta por días. No he actualizado en los últimos días porque tampoco he tenido mucho tiempo para hacerlo. La semana pasada tuvimos un casting para uno de los papeles de reparto, cerramos gran parte del equipo técnico y recibimos la excelente noticia de que se nos ha concedido una de las tres ayudas de la DPZ para la realización de obras audiovisuales (desde aquí mis felicitaciones también a Pilar Palomero y Pilar Gutiérrez que han recibido las otras dos ayudas), lo cual nos ha dado un poco de aire para confirmar que finalmente podremos rodar el cortometraje en seis noches. El séptimo día de rodaje va a ser imposible por falta de presupuesto, así que ahora nos toca revisar el guión técnico y comenzar a renunciar a planos, a maquinaria prevista en determinadas secuencias y a movimientos de cámara que habrá que replantear de nuevo. No obstante estamos contentos de poder confirmar que tenemos un presupuesto mínimo con el que rodar la historia.

Mientras el equipo de producción sigue pendiente del encaje de piezas para que todo llegue a punto. Como curiosidad del baile de cifras que manejamos estos días para adecuar el presupuesto a las posibilidades económicas con las que contamos os cuento que alquilar un coche de la Guardia Civil cuesta alrededor de 1000 € por día y que por supuesto creo que vamos a prescindir de él para los planos donde lo necesitábamos. ¡Si alguien tiene un coche de Guardia Civil y quiere enseñarlo en el corto, este es el momento de decirlo!

Esta semana, entre otras muchas cosas, tenemos que cerrar el equipo, realizar las reservas de material técnico, repasar el guión técnico, confirmar fechas de rodaje al Ministerio de Cultura, dar de alta al equipo técnico y artístico, seguir con los ensayos de la actriz, buscar todo lo necesario para el catering del equipo, preparar un plan de rodaje aproximado, y comenzar a trabajar con el equipo de arte en la puesta a punto de las localizaciones donde vamos a rodar. También toca cruzar los dedos para que llegue alguna buena de última hora, y para que nada de lo que ya damos por cerrado se caiga en el último momento.

Seguiremos informando si sacamos tiempo para ello…