jueves, 26 de agosto de 2010

¡Corten! Fin del rodaje.

Hemos finalizado el rodaje de LA GRANJA. Y como alguien del equipo apuntó en medio de rodaje “el corto quizá no dé miedo, pero nosotros nos hemos cagado con este rodaje”.

Si algo hemos aprendido con el rodaje de este corto es que a partir de ahora vamos a utilizar lo de “ha sido un rodaje duro” para ocasiones muy contadas. Como si esa frase fuera un buen vino que descorchar en momentos oportunos. Hemos trabajado a un ritmo vertiginoso. Nuestro equipo de producción apenas ha dormido durante la semana que ha durado el rodaje. Lo del trabajar por la noche no tiene nombre. Cambias el horario de comidas, cambias el ritmo de sueños, y encima trabajas bajo la presión de que cuando sale el sol no puedes seguir rodando. Recoger todo el material cuando amanece y la gente se va a dormir es horroroso (bendito equipo de eléctricos). Despertarse antes del mediodía para que todo esté a punto para el día siguiente es aberrante (bendido equipo de producción). Cenar en pleno verano a las 19:30 horas y reducir tus comidas termina por desgastarte. El lugar de trabajo ha resultado ser de lo más hostil para todos. He tenido que ver cómo buena parte del equipo trabajaba todo el tiempo con mascarillas por los fuertes olores (bendito equipo de arte), y cómo incluso algunos vomitaban a altas horas de la madrugada (bendito equipo de maquillaje). Perseguir a la actriz por un pasillo de apenas 90 cm, donde teníamos que encajarnos cómo podíamos unas siete personas (bendito equipo de cámara y sonido) ha sido demoledor. Hemos rodado con animales, con muchos animales. Y entre todos y con orden y firmeza en el plan de rodaje hemos terminado por sacar esta locura que parecía imposible de rodar hace unos meses (bendito equipo de dirección). Sé que el equipo se ha dejado la piel,. Ojalá el resultado final sea una buena recompensa por todos estos días.


Sé que los actores lo han pasado mal de buena tinta, y sé que sus esperas han sido largas y tediosas (bendito Juanma, bendito Pepo y bendita Laura). Y a pesar de todo, tengo la sensación de que si hubiéramos podido tener más horas el equipo hubiera seguido trabajando más y más. Hemos abandonado por fin este infierno de rodaje, y a unos cuantos de nosotros esto nos ha cambiado mucho. Durante estos últimos meses no ha habido día que no trabajáramos para este cortometraje. Ahora el fin de rodaje deja paso a una terrible resaca mental, emocional, personal y también física. Creo que hemos hecho un buen trabajo, Hemos formado un equipo, con el que de buena tinta espero poder contar en el futuro.. Y hemos conseguido salir sanos y salvos aunque con heridas de todo tipo (hay quién ahora lleva collarín, y quién se ha tenido que vacunar contra el tétanos), de la localización más hostil que buena parte del equipo recordaba. Ojalá esto genere suspense en el futuro...nosotros ya nos hemos cagado de miedo.


¡¡GRACIAS A TODOS POR VUESTRO ESFUERZO!!

4 comentarios:

Sally dijo...

Guau, dicho así, sí que pinta duro. Y esa localización tan hostil, ¿dónde se encontraba?
Por cierto, ¿Cuándo podremos ver la proyección de ese corto?

C.A. dijo...

Desde luego, creo que para todos los miembros del equipo hay un antes y un después de La Granja. La experiencia nos ha curtido :)

Miguel Angel Lordán dijo...

Estoy convencidísimo que más de uno de los de casa... y tú mismo, estaréis ahora más que contentos, entre otras cosas por poder haber estudiado y aprovechado el tiempo, en definitiva por haber tenido la oportunidad de "escapar de la granja". Y bueno, con esta segunda "escapada" seguro que nos dejás a todos un poco más orgullosos. ¡¡¡Muchísima suerte!!!

Vanessa dijo...

Hay que ver lo que puede complicarse un rodaje, realmente ha tenido que ser agotador. Por lo menos ya habéis superado lo más duro ¿no? Digo yo que la postproducción será más tranquilita… Enhorabuena a los/as supervivientes, espero que esa resaca ya esté curada ;)