domingo, 11 de mayo de 2008

El peor guión del mundo.

Hay un momento en toda película en la que estás deseando que llegue el desenlace, y normalmente, si el prota es majete y ha hecho algo por lo que merezca sentirse identificado con él, deseas que ese desenlace tenga un final feliz. Esto no significa que necesariamente la película acabe bien. De hecho puede ser que termine mal. Es ahí, cuando el espectador llora porque ve que su protagonista no ha conseguido su objetivo principal. Lo que normalmente conocemos como final dramático.

Pongamos que nuestro prota es un equipo de fútbol, y supongamos que su objetivo este año era claro: aspirar a puestos europeos. Pasó el tiempo, y ese objetivo quedó diluido en uno en el que nadie habría caído: permanecer en 1º división. Y la afición reconoció pronto este nuevo objetivo. Ynuestro protagonista, llamémosle R.Zaragoza se ve obligado a sufrir diversas peripecias para conseguirlo. El problema llega cuando los antagonistas se cruzan en el camino de tu protagonista. Antagonistas que evidentemente también tienen sus propios objetivos, como buenos antagonistas que son. Ahí se complica la cosa y se llega a puntos como el infierno vivido hoy en la Romareda.

Un Zaragoza, digno de una película de Hitchock (comentaba Montes en la retransmisión de La Sexta, que si Hitchock levantara la cabeza, rodaría la nueva versión de Vértigo en su 50 aniversario en la Romareda), apurado por conseguir la victoria ante un Madrid, que jugaba andando, sabiendo que su objetivo ya está cumplido (conseguir la liga). Y por otro lado los antagonistas, cumpliendo sus objetivos próximos en otros campos. El Osasuna ganando al Murcia y el Recreativo haciendo lo propio contra el Almería. Con este plantel, un debilitado prota, en un último suspiro empata a dos contra el gigante merengue (un antagonista de los duros) y saca un misero punto, reservando toda la emoción para un III Acto de infarto, un desenlace que viviremos en 7 días y en el cual hay implicados varios equipos, cada uno con su objetivo.

Vamos...que si esto fuera un guión, sería un guión perfecto para mantener la atención del espectador, pero el peor guión del mundo para el aficionado del Zaragoza. Una semana por delante, un partido que jugar en Mallorca a vida o muerte (que se juega la UEFA en ese mismo partido) y una afición que vive desde hace varias semanas en un continuo calvario. Una victoria deseada que no envíe al infierno de 2º al Zaragoza, y otros dos partidos de los que estar pendientes para que esta película no acabe en dramón.

Mallorca - Zaragoza
Getafe - Valladolid.
Racing - Osasuna.

Señores espectadores, sientense en la butaca, que el próximo domingo con estas tres escenas vamos a vivir el clímax más intenso de este año en el peor guión del mundo, ese en el que el objetivo principal es permanecer en primera división. Muchos son por desgracia los posibles finales para esta película.

Que Dios nos pille confesados...

5 comentarios:

oboed dijo...

Bueno, Nacho... lo siento, pero en toda la historia del fútbol venezolano un solo jugador ha llegado a la primera división de España, y se llama Juan Arango (otrora el mejor goleador del equipo y en esta temporada el segundo tras el fenómeno de Güiza) y si a eso le sumamos la posibilidad que el de Maracay vaya a la UEFA, pues... Creo que va a ganar Mallorca, al menos le estoy ligando... jeje, ¡Saludos!

Nacho. dijo...

Oboed, espero que tus profecías no sean del todo ciertas...

39escalones dijo...

Pero si en el guión el prota lleva más de un año y medio con sólo una victoria fuera de casa, y medio de churro, pues el espectador no puede evitar apuntarse el tanto de prever el desenlace. Triste, me temo.
Espero, como casi siempre, equivocarme.
Salud

Anónimo dijo...

nunca caminaran solos

Nacho. dijo...

Yo también espero que te equivoques 39 escalones...yo también lo espero.

De que no caminaran sólos no cabe duda...La afición ha sido lo mejor que este año ha pasado por la Romareda.