sábado, 31 de diciembre de 2011

Una mirada al 2011

El año se acaba y una vez más, volveré a la ya clásica lista de las diez películas del año. Algo que ya casi es tradición por estos lares (y entre compañeros de la blogosfera), tras las miradas en años pasados al 2008, 2009 y 2010.Digamos, que cuatro años...ya puede ser tradición, ¿no?

Como siempre se me han escapado algunos títulos importantes a lo largo de este año como “El niño de la bicicleta” (habitual en muchas listas), "Los pasos dobles" o las recientes “Drive” y "El topo", de las que hasta ahora, todo el mundo habla maravillas. Pero aún así, ahí van mis diez. Siempre siguiendo la norma que han tenido estreno en la cartelera española. Siempre desde el punto de vista personal (claro está) y atendiendo a criterios completamente subjetivos. Tengo que detallar, que entre las dos primeras, no tengo ninguna preferencia particular. Ambas me parecen grandes obras cinematográficas. Y que de haberse estrenado en España, "The Turin horse" (Béla Tarr) estaría entre la parte alta de esta lista.


1. CISNE NEGRO (Black Swan) de Darren Arofnosky.

Creo que ya se ha dicho casi todo sobre la mejor película de Arofnosky hasta el momento. Vista en el cine y revisitada en su edición de DVD, me parece una delicia para los sentidos. Una obra completa, sin fisuras, contundente. Natalie Portman (y su doble), ambas espectaculares. Una película de esas por las que el merece la pena seguir amando este arte donde imagen y música se mezclan a la perfección.


2. EL ÁRBOL DE LA VIDA (The Tree of Life) de Terrence Malick.

Lo mejor de la última película de Malick es que trasciende al propio medio cinematográfico. Una obra para sentirla, para vivirla conforme avanza el metraje. Una experiencia, un viaje único para cada espectador. Una película para sentirla plano a plano y para revisitarla en el futuro en más de una ocasión. Probablemente, un legado cinematográfico.


3. THE ARTIST de Michel Hazanavicius. Mejor película europea del año.

Magia en estado puro. Cualquier persona que ame este medio creo que sonreirá con este homenaje. Desde el Ed Wood de Tim Burton no recuerdo una película que respirara tanto amor por este oficio. En una época que pretende imponerse en tres dimensiones, The artist demuestra que eso no depende para nada de la tecnología, sino de la emoción plasmada en los personajes en cada fotograma. ¡Qué maravilla!


4. DE DIOSES Y HOMBRES (Des hommes et des dieux) de Xavier Beauvois.

Reconozco que es la película con la que peor lo he pasado este año en la sala de cine. Me tuvo tenso a la butaca durante todo el metraje. Una película que habla sobre religión, pero también sobre la identidad cultural sin ser pedante ni pesada. La secuencia de los monjes reunidos en torno a la mesa para decidir qué hacer con el monasterio y la secuencia de la última cena de ellos en el monasterio no tienen precio.

5. NO HABRÁ PAZ PARA LOS MALVADOS de Enrique Urbizu.
Mejor película española del año.

Pues sí. Un thriller en toda regla que nos deja, entre otras cosas, al mejor José Coronado, un acercamiento al 11-M sin caer en el ridículo ni recrearse en las víctimas ni en la sensiblería, y un par de persecuciones al estilo del mejor cine negro con mucha cinefilia por detrás. Todo bañado de la austeridad que caracteriza a Urbizu y ese tono tan crepuscular que tan bien sabe imprimir a sus películas. Con derecho propio, a estar entre las diez películas del año. Lo peor, es que Urbizu no pueda rodar más a menudo en nuestra cinematografía. En otras, estaría haciendo una peli por año.

6. ATTACK THE BLOCK de Joe Cornish.


Para mí la gran revelación del año. Crítica en Cine para leer.

7. THE FIGHTER de David. O. Russell.

La historia de dos hermanos, cara y cruz de una misma familia obrera. Es tan desgarradora, que no hace falta nada más, a parte de un buen puñado de actores bien dirigidos y una cámara vivaz para capturar todos los matices de esta cinta. The fighter gana el combate por puntos. Sobre todo, porque ya hemos muchas películas de un corte muy parecido anteriormente. No sorprende, pero tampoco lo necesita. porque impresiona por un guión muy sólido y por la mejor interpretación masculina del año (a mi parecer), la de Christian Bale en la piel del ex-boxeador y heroinómano Dicky Eklund, que vuelve a resultar infalible en al metamorfosis física y en la transformación psicológica del personaje.

8. UN MÉTODO PELIGROSO (A Dangerous Method) de David Cronenberg.


La clásica historia de dos hombres atrapados por una misma mujer. Película que parece hecha para psicólogos (por la abundancia de datos biográficos constantes), pero que sin embargo refleja (como en pocas películas) los primeros pasos de la nueva Europa tras el inicio de la psicología Freudiana-Jungiana y bajo la sombra de la amenaza nazi. Algo alejada del estilo habitual de Cronenberg, la película mantiene un pulso complicado al espectador, haciendo que asista a los temores más inconfensables y a los deseos más ocultos de aquellos que influyeron de forma definitiva en el pensamiento contemporáneo. Como película
biográfica no tiene precio: tres biopics al precio de uno. ¿Qué más se puede pedir?


9. MELANCOLÍA (Melancolía) de Lars Von Trier.

Ya sabemos que cuando se habla de Von Trier la cosa se pone blanco pálido o negro oscuro, según la tendencia de cada espectador. A mí Melancolía me dejo gris, pero sin embargo, reconozco que hay una gran película en las imágenes del imaginario Von Trier. Su visión apocalíptica sobrecoge. Y aunque me parece mucho más serio su acercamiento a la depresión en Anticristo, aquí sigue profundizando, como nadie, en uno de los aspectos más peliagudos de la condición humana. La atmósfera y la repetición musical constante todavía resuenan. Por cierto, cada vez nos tiene más acostumbrados a que en sus películas encontramos el mejor prólogo del año y normalmente uno de los finales más impactantes. En este caso, literalmente.


10. EL HAVRE de Aki Kaurismäki.

Única en todos los aspectos. En El Havre se mezcla la comedia con la tragedia, el cine social con la fábula, la filosofía con el humor visual. Y todo funciona. Como es habitual en el director, la fotografía es un disfrute para la vista y además el final (que bien pudiera ser un deux-ex machina en toda regla), logra un efecto placebo de felicidad inmediata. Yo al menos, salí del cine sonriendo como si una droga placentera me hubiera tomado. La secuencia del policía entrando con una piña en el bar es lo que más me ha hecho reír este año en la sala. Así de fácil y de complicado a la vez.


Y si pudiera hacer un par de menciones, en primer lugar lo haría con “No tengas miedo” de Montxo Armendáriz. Principalmente, por su atrevimiento y su seriedad ante un tema peliagudo con una película muy arriesgada que ha sido maltratada en taquilla pero que debería ser de obligado visionado. Además, Michelle Jenner deja una de las mejores interpretaciones del año dando vida a Silvia y Montxo ofrece una lección magistral de cómo trabajar el punto de vista desde la cámara siendo fiel al personaje (hable con mayor detalle del tema aquí). En segundo lugar, lo haría con "Un dios salvaje" (Carnage) de Roman Polanski. Como siempre, Polanski da la talla y ofrece una pequeña píldora bastante claustrofóbica para replantearse de nuevo el tema de los prejuicios sociales.

He disfrutado mucho también con "Mientras duermes", la última película de Jaume Balagueró. Probablemente su cinta más madura. César, el personaje al que da vida Luis Tosar es tan deleznable como intrigante. Y lo peor, es que acabas por empatizar con él. Una perversión en toda regla. Me ha parecido también muy perversa (ya lo dije en el blog), "La piel que habito" de Pedro Almodovar. Y aunque no hayan gustado a la mayoría, disfrute mucho en el cine con "Blackthorn: sin destino" (mucho más que con el remake de "Valor de ley" de los Coen, me sigo quedando con la de Hathaway), con "Super 8" de J.J. Abrahms (cosas de la infancia), con "Scream 4" (cosas de la adolescencia, aquí diez motivos para ir a verla) y con "Más allá de la vida" (cosas del fervor a Eastwood).

Como óperas primas destacadas (de lo que he visto), me han llamado mucho la atención dos: “EVA"de Kike Maíllo (crítica en Cine para leer) y la argentina “Rompecabezas" de Natalia Smirnoff (crítica en Cine para leer). Ambas más que destacables para ser una primera película.

De la animación, mejor ni hablamos, porque con el reestreno de "El rey león" en los cines, cualquier mínimo atisbo de objetividad desaparece. Aunque reconozco, que este año para mí el pulso lo gana Dreamworks y no Pixar. "Kung Fu Panda 2" estuvo realmente bien para ser una segunda parte.

Y hasta aquí con el 2011, en el que además, he decidido no dedicar ni un renglón a las decepciones del año, que han sido unas cuantas.

Uno, que se va haciendo mayorcete y ya prefiere hablar solo de las cosas buenas...Las malas, mejor las dejamos atrás.

¡FELIZ AÑO 2012!

5 comentarios:

Gurpegui dijo...

Buena lista!!! Feliz Año, abrazo!

Cinegoza dijo...

Olé!!! Había ganas de conocer la selección, una de esas tradiciones placenteras que hacen más agradable el fin de año.

Mi lista tardará un poco, como siempre, y este año será completamente provisional dada la gran cantidad de películas que me faltan por ver, debido a ese "pequeño" asunto que me tiene tan ocupado.

Puedo adelantar que de lo visto "Cisne negro" y "The Artist" tienen un 99,9% de posibilidades de aparecer y, por contra, "The Fighter" y "Más allá de la vida" (ni siquiera como mención) seguro que no entran.

De las que me faltan, hay muchas ganas de ver "La Havre", "Melancolía" y "No habrá paz para los malvados". Veré, por supuesto, "El árbol de la vida" pero me da mucho miedo, más por el fondo que por la forma, por lecturas y comentarios que me han ido llegando.

Con "Super 8" creo que me pasó algo parecido a tipero no por ello lo tiene fácil para entrar.

En fin, a ver si me pongo a ello.

Un abrazo, buena salida de 2011 y mejor entrada en 2012.

¡Feliz -y cinematográfico- año!

Síndrome Cotard dijo...

Genial resumen!! como siempre...por razones obvias me quedo con cisne negro y un método preligroso...pero cumpliré con toda la lista!!

GUIZMO dijo...

Sólo vi la 7 y me gustó. Sobre todo Batman que se sale del parchís. Las demás ya las iré viendo, o no.

Adrián dijo...

Coincido en "Cisne negro", "The artist", "Attack the block", "The fighter" y "Un método peligroso".

Me faltan por ver "De dioses y hombres" y "El havre", y espero verlas dentro de poco.

Pero me temo que "El árbol de la vida" y "Melancolía" me decepcionaron bastante por varias razones. La primera la critiqué aquí: http://goo.gl/vyZBM y la segunda aquí: http://goo.gl/HLTrw por si te apetece conocer por qué.

Y respecto a "No habrá paz para los malvados" la verdad es que me entretuvo pero al mismo tiempo me decepcionó un poquillo. Me gustó mucho más "La piel que habito".